TESTIMONIOS DE NUESTROS CLIENTES

44 AÑOS

Silvia

Sevilla

 

Yo llevaba 20 años entrenando y cuidando mi alimentación, estaba contenta con mi peso y mis niveles de energía. Pero nunca conseguí tener el tono muscular que tengo ahora y los músculos de abdomen tan  marcados.

En mayo conocí a Alfred y le comente mi necesitad. El siguiente día empezamos a entrenar 3 sesiones por semana. Con una forma de entrenamiento muy novedosa para mi, en tan solo dos meses y medio he conseguido los resultados que andaba buscando tanto tiempo. Mis amigas de verano se quedaron asombradas con el cambio. Ahora tengo más músculo, menos grasa, tonificada y sigo con el mismo peso.

Me he dado cuenta que el mundo de fitness es mucho más que correr o coger unas pesas en las manos. Gracias al entrenador personal he empezado a valorar mucho mas mi salud y bienestar.

46 AÑOS

Esther

Sevilla

 

Por mi trabajo tenia mucho estrés y cada vez me sentía más cansada. Empecé a entrenar con Alfred a primera hora de la mañana y en un principio me costaba mucho aguantar la intensidad de las sesiones y a veces experimentaba agujetas bastante fuertes. Pero al mismo tiempo cada día que pasaba me sentía mejor, dormía mejor, empecé a fumar menos y sobre todo el estrés laboral cada vez me afectaba menos.

Han pasado casi 5 años desde que empecé entrenar, y mi estilo de vida ha cambiado por completo. Ya no fumo, mi alimentación cada vez es mas sana y físicamente me veo mejor ahora que hace 10 años.

Gracias Alfred

24 AÑOS

Rocío

Sevilla

 

Llevaba mucho tiempo entrenando en el gimnasio con las típicas clases colectivas y las rutinas de entrenamiento. Me apunte porque quería fortalecer mis piernas perder grasa, y sobretodo tonificar y dar una mejor forma a mis glúteos. Pero no conseguí mis objetivos hasta que empecé con mi entrenador personal.

Cuando Alfred me ofreció su servicio se le veía muy seguro de que sabía lo que hacia, Pero lo que más me choco fue el tiempo tan corto en el que Alfred se comprometía a conseguir lo que yo quería. Y esta claro que no se equivocaba. Con los entrenamientos tan diferentes y mucho más variados y divertidos de los que yo estaba acostumbrada, en menos de 3 meses mi cuerpo cambio por completo.

Tengo que reconocer que empezar con un entrenador personal ha sido la clave. Todavía sigo entrenando cada día y me siento genial.

34 AÑOS

Eva

Sevilla

 

Antes de iniciar este camino, no había tenido ninguna experiencia en gimnasios. Aunque yo siempre hice deporte, lo hacía en el exterior y de manera autodidacta.
Decidí comenzar en un gimnasio con la intención de probar algo distinto, aportar a mi cuerpo nuevas formas de movimiento. Al poco tiempo de comenzar, me sentí perdida en la amplitud de la sala. Máquinas, personas moviéndose, relacionándose... y mientras yo sin saber si me beneficiaba o me dañaba con estos nuevos movimientos que comenzaba a introducir en mi cuerpo.
No tardé en querer una ORIENTACION, necesitaba tener la certeza de que me beneficiaba. Entonces conocí a Alfred e iniciamos clases de entrenamiento, dos a la semana. Todo fluyó y, poco a poco, fuí descubriendo en mí todo lo que me interesaba adquirir. Empecé a hablarle de: flexibilidad, educación postural ...
Y así fue, he emprendido a:
- Ejercitar ejercicios para mantener y ampliar mi flexibilidad.
- He fortalecido zonas de mi cuerpo, que me han ayudado a caminar de manera más adecuada, con menor esfuerzo y más gracia.
- He adquirido consciencia de mi cuerpo, de mi rigidez y también de mi potencial.

Un tesoro añadido a mi vida. GRACIAS ALFRED.

39 AÑOS

Miguel

Sevilla

 

Con el entrenamiento personal me ha sido mas facil conseguir una rutina de ejercicio y alcanzar habitos saludables, reduciendo asi el estress diario y ademas mejorar mi estado fisico en general.